La Cerveza Artesanal de París

Una inmersión en el mundo de las micro cervecerías de Francia

3 horas
todo el año
visita a micro cervecería, degustación de 10 cervezas artesanales
con guia
PT - ES - EN

LO QUE NOS TRAE AQUÍ
Francia es conocida por sus vinos, su Champagne, Cognac, Armagnac, Calvados … Lo que pocos saben es que actualmente los franceses están en un caso de amor con la cerveza. Y han aumentado de manera significativa su consumo en los últimos años.

Este fenómeno no es sólo francés sino mundial, con un crecimiento exponencial de productores de cerveza artesanal en todo el mundo. Es un movimiento que trae una nueva forma de mirar y experimentar la cerveza. La hace mucho más atractiva a los ojos de los franceses, pues permite paralelos con un universo familiar a ellos, como el universo del vino, por ejemplo.

El número de micro cervecerías en suelo francés pasó de 500 a 1000 sólo en los últimos 5 años. Dos nuevas cervecerías se abren en Francia cada semana. Y como casi todo lo que sucede en este país, París es el motor de ese fenómeno y es considerada hoy como una de las capitales europeas de la cerveza artesanal.

 

LO QUE VA A PASAR
Nuestra aventura cervecera comienza con la visita a una micro cervecería parisina donde un máster cervecero nos mostrará el proceso de producción de su cerveza artesanal. A continuación, visitaremos la mayor tienda de cerveza artesanal de Francia, que cuenta con más de 1300 referencias de todo el mundo. Allí degustaremos algunas variedades de cerveza fabricadas en París y en el mundo. En seguida, visitaremos una segunda micro cervecería (situada en uno de los más bellos lugares de la ciudad) donde degustaremos 5 variedades de cerveza producidas allí. Nuestro paseo continúa en un increíble bar que propone 18 tapas de cervezas artesanales procedentes del mundo entero y donde probaremos algunas de sus obras de arte, como la cerveza envejecida en barricas de Cognac o aquella con toques de naranja y chocolate. Terminamos nuestra experiencia en otra tienda de cervezas artesanales, donde tomaremos una última copa y podremos comprar algunas cervezas para llevar de vuelta a casa o consumir durante la estancia en París.

 

Nuestra aventura cervecera comienza con una visita a la más famosa de las micro cervecerías parisinas donde un máster cervecero nos mostrará el proceso de producción de su cerveza artesanal. Degustaremos 5 de sus principales cervezas: IPA, Pale Ale, Red Ale, Doble IPA terminando con una deliciosa Black IPA. Nuestro paseo continúa en un increíble bar que propone 18 grifos de cervezas artesanales provenientes del mundo entero y donde probaremos las más osadas obras de arte, como la cerveza envejecida en barricas de Cognac, la sour de maracuya o la Stout con notas de naranja y chocolate. Allí degustaremos 4 variedades de cerveza fabricadas en París y en el mundo. Terminamos nuestra experiencia en una tienda de cervezas artesanales, donde tomaremos una ultima cerveza y podrás comprar botellas para llevar de vuelta a casa o consumir durante tu estancia en París.

 

LO QUE ESTÁ INCLUIDO
– Guía especializado en cerveza y París
– Visita a una micro cervecería guiada por el máster cervecero
– Visita a un bar especializado en cerveza
– Diversas degustaciones, 10 cervezas artesanales
– Parada en tienda de cerveza

 

LO QUE PUEDE SER INCLUIDO
– Para aquellos que quieran una experiencia completa, podemos almorzar o cenar en un restaurante especializado en cervezas, donde un menú gastronómico armonizado nos aguarda. Cada plato acompañará una “bière” especialmente seleccionada para armonizar.
– Bicicleta
– Coche con conductor
– Paradas adicionales
– Atelier de 4 horas “Haga su propia cerveza”

DONDE VAMOS
lo sabias ?
La cerveza más cara del mundo es la Antarctic Nail Ale. ¿El motivo? Fue elaborada a partir del agua contenida en un bloque de hielo de la Antártida que la ONG Sea Shepherd trajo de una de sus expediciones. A partir de esa materia prima polar ellos crearon una edición limitada de apenas 30 botellas de Antarctic Nail Ale. La primera de ellas fue vendida a 800 dólares y las demás llegaron a 1850 dólares. Algunas pocas botellas todavía están disponibles y la buena noticía es que todo el valor de la venta está destinado a campañas para impedir que los balleneros japoneses cazan las ballenas de la Antártida. Más información aquí!

Escríbenos para reservar o personalizar esa experiencia

TELÉFONO / WHATSAPP